¿Cómo cuidar nuestros zapatos de serraje?

person Posted By: Miguel Rodriguez list In: noticia On: comment Comment: 0 favorite Hit: 249

El serraje es un tipo de piel, que se consigue al separar las capas de la piel mecánicamente y es de estos tipos la más dura y resistente, pero aun así necesita cuidados especiales.

A veces, nobuk, ante y serraje se utilizan de manera indistinta, ya que todos ofrecen un tacto aterciopelado a la vista, aun así, si se observa detenidamente o simplemente se toca se ve una diferencia abismal entre ellos, siendo los dos primeros acabados mucho más finos y también mucho más delicados.

Los zapatos de serraje han sido utilizados por la dureza de este material para fabricar calzado para el trabajo, ya que además de esta dureza transpira, haciendo que sean cómodos durante muchas horas.

Pero esto no los hace estar exentos de las manchas y que el mal uso y poco cuidado hagan que su duración y aspecto se vean afectado, a continuación, ofrecemos una serie de consejos a tener en cuenta para su correcta conservación.

Comúnmente se cree que el mayor enemigo de las pieles vueltas es el agua, pero eso es totalmente incorrecto, siendo el polvo realmente el mayor problema que tienen estos tipos de calzado.

Para protegerlos los sprays antimanchas pueden ser una ayuda, pero no nos eximen de realizar un intensivo cepillado para quitar el polvo, la tierra o las manchas de nuestro día a día.

 La herramienta indispensable, que no nos debe faltar para un buen cuidado, es un cepillo especial de dos caras, una metálica y otra de goma de crepé. Es muy fácil de encontrar, en cualquier gran supermercado, pero si queremos conseguir uno de calidad lo más adecuado es adquirirlo en una tienda especialista en calzado. El modo de utilizarlo es cepillar con el lado metálico en el sentido natural del pelo, y siempre en la misma dirección, hasta conseguir quitar todos los restos de suciedad, después podemos voltear el cepillo para simplemente peinar con la goma pelo, aportándole más suavidad.

Si encontramos alguna mancha lo más correcto es la utilización de un paño húmedo en ambos zapatos, es importante no solo hacerlo en el lugar de la mancha, ya que esta limpieza puede hacer que el tono de la piel varíe, pero así las manchas más leves desaparecerán, unificándose el color. Si no desaparecieran, debemos repetir la misma operación con agua carbonatada y seguro que lograremos un buen resultado. Este segundo procedimiento es más agresivo para la piel, por lo que es conveniente realizar primero el otro paso y este como última opción.

Si nuestro calzado está desgastado, también podemos mejorar su aspecto utilizando un método casero, pero eficaz, se trata de poner a hervir agua y colocar sobre el recipiente el zapato haciendo que el vapor incida directamente sobre la piel. Después de esta operación debemos dejar que el zapato seque naturalmente, sin aplicar ninguna fuente de calor, ni siquiera el sol. Una vez esté completamente seco, debemos cepillarlo con la parte metálica.

También debemos tener en cuenta, que todo zapato cuando esté húmedo debe tener dentro papel haciendo la función de la horma y captando la humedad, para que no se deforme provocándonos molestas rozaduras y desmejorado su apariencia.

Comments

No comment at this time!

Leave your comment

Sunday Monday Tuesday Wednesday Thursday Friday Saturday January February March April May June July August September October November December

New Account Register

Already have an account?
Log in instead Or Reset password